agosto 2017

Desde que nació el ODER no hemos parado de recibir peticiones de nuestros inspectores para que tuviéramos un sitio web en el que poder recoger la vasta información que generan, cada día, con sus reportes desde todos los rincones del mundo.

Cientos —miles— de tuits han ido recogiendo vuestros testimonios, siempre en pro del manjar, para que el ODER realizara una valoración y, en caso positivo, se diera el tan deseado “Disfrute del manjar“. Desafortunadamente, las agresiones a la ensaladilla rusa están a la orden del día. Aprendices de chef, cocineros arriesgados, kamikazes de los fogones y la minipímer se conjuran para destruir la ortodoxia que merece un plato que ha sobrevivido a tantas modas.

La ensaladilla sin bolas, sin ketchup, sin zanahoria rallada, sin fastuosos platos con decoraciones ridículas, sin salsas de colorines, sin floripondios a modo de cagarruta, sin surimis, sin historias que, en definitiva, desvirtúan una tapa universal que merece tratamiento de “Maravilla del Mundo“, como el Coloso de Rodas, el Faro de Alejandría o los Jardines Colgantes de Babilonia. El manjar, limpio, puro, según los cánones, sin un plato que quiera protagonismo porque, señores, en aquella barra en la que esté nuestra ensaladilla rusa no debe haber estridencias que nos alejen del disfrute.

Manjar, ¡oh mi manjar! Con una buena cerveza —Cruzcampo—, en compañía de quien te guste o en soledad, porque la rusa bien hecha se disfruta en intimidad, con picos —los justos— y cucharón de mayonesa suave. ¡Qué alegría para los sentidos! 

Y, hablando de sentidos, justo reconocer en este texto de bienvenida la denodada labor de los GOES. Nuestro cuerpo de élite, curtido en batallas desagradables, en afrentas estériles al manjar, con más bolas y palitos en sus espaldas que en su entrepierna, que ya es decir, porque coraje sobra a estos defensores de los cánones. Obligados a actuar a cualquier hora, a llegar por tierra, mar o aire, y a enfrentarse a los desmanes de los cocineros desvergonzados que, entre otras salvajadas, se atreven a comprar en la sección de congelados la base del manjar.

Los GOES no tienen Guantánamo, pero sí dan buenas guantás. Figuradas, por Dios, que estos marines entrenados no atienden a las provocaciones de quienes se tiran en brazos de la mal llamada “nueva cocina”. Desconfíe de los gastrobares, de los centros gourmet y de la cocina experiencial. Palabrería fútil orientada a aligerar su cartera sin miramientos. ¡Qué mejor experiencia que un manjar limpio, ortodoxo y afín a los cánones!

En este rincón veréis desfilar a grandes defensores de la ensaladilla rusa, tendréis ránkings elaborados gracias al trabajo de nuestros inspectores, recomendaciones y, por supuesto, un buscador del mejor manjar gracias a vuestros testimonios (por eso es tan importante siempre aportar el nombre del establecimiento donde se alaba o se ataca al manjar).

Y aprovechamos también para mostraros nuestro nuevo sello: “Aquí se sirve ensaladilla avalada por el ODER“. En nuestra selección de bares recomendados por la excelencia de su manjar iremos dando más información al respecto. Desde esta misma web, se podrá solicitar una inspección para tener acceso al mencionado sello. Y no penséis que se puede conseguir a base de dinero. Para blindar nuestra independencia, el ODER ha creado una tienda cuyos ingresos servirán para sufragar los gastos corrientes del Observatorio. De esta forma no estaremos sesgados por la necesidad de conseguir ingresos mediante la concesión de insignias y sellos a establecimientos que no lo merezcan.

Bienvenido a este rincón. Tu rincón y el del manjar. Esperamos que nos visites con frecuencia y que sigas ejerciendo esa magnífica labor de inspección que tanto nos ayuda.

Gracias por estar ahí,

El Equipo de ODER
Antonio Casado, Presidente
Pepelu, Director Técnico
Javier Padilla, Dircom

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies